Toni Sánchez ‘Panxo’: “La música es una herramienta de difusión de ideas”

El vocalista del grupo valenciano Zoo nos habla de su último disco, Raval, el cual presentan hoy en Felanitx.

El grupo valenciano Zoo hace su única parada en Baleares. Vienen a presentar su segundo disco, Raval, donde ponen música a la periferia. Hablamos con su vocalista, Panxo.

¿Qué define Raval y que lo diferencia de su primer disco?

Yo creo que refleja muy bien la esencia de lo que es el grupo como conjunto. A diferencia del primero, que estaba hecho para mí básicamente y era más personal tal vez, este disco es más coral. Para mí refleja los componentes que somos ahora, los estilos y aportaciones de cada uno, y eso es lo que lo diferencia del primero. Tiene muchos más arreglos musicales, está mucho más cuidado en los detalles y en la composición, y estilísticamente abarca más variedades, es más colorido que el primero.

Hace cuatro meses que estáis de gira y no paráis de llenar escenarios, al igual que en la primera. ¿Qué balance hacéis?

Pues muy positivo. Lo que vivimos con nuestro primer disco no fue lo que pasa habitualmente a los grupos, sino que fue un ascenso bastante meteórico y teníamos un poco de miedo que con este segundo pasara lo que se suele decir que ‘todo lo que sube rápido pues baja igual de rápido ‘. Queríamos demostrarnos y demostrar que lo que nos había pasado en el primer disco no era una casualidad. A partir del primer concierto de Raval vimos que no teníamos que preocuparnos, que las cosas iban bien y que la gente iba respondiendo. Y esta sensación se nos ha ido confirmando concierto tras concierto. La verdad es que estamos muy contentos, porque es una oportunidad muy bonita para seguir haciendo lo que nos gusta por lo menos un año más.

¿Cómo ha ido por Europa?

Es extraño, porque vas a un lugar donde nadie te conoce. Es una sensación diferente a la que acostumbramos a tener y es un escenario donde la mayoría de gente que te mira no ha sentido nada, es allí por curiosidad y te escucha con otra mentalidad. Es otra forma de actuar, de interactuar con la gente: tienes que hablar en inglés, intentar mover el público en un idioma que no es tu y que dominas de aquella manera. Era nuestra tercera ocasión en Europa -con el primer disco fuimos a Berlín y un pueblo de Francia-, tenemos muchas ganas de volver y con la sensación de que lo que hacemos puede llegar a cuajar en Europa, sobre todo por el estilo musical más que por las letras. Tenemos una propuesta musical que podría gustar.

Muchos picos se le ha pintado como el relevo de grupos como Obrint Pas y La Gossa Sorda a la escena valenciana. Os veis?

Bueno, sí y no. Nos vemos relieve en el sentido de la relevancia que el grupo tiene sobre todo en Valencia y resto de España y Latinoamérica. Hemos alcanzado una posición privilegiada dentro de la escena en cuanto a repercusión, pero estilísticamente pensamos que tenemos una propuesta bastante diferente de los grupos que mencionábamos. En cualquier caso, tanto Obrint Pas como La Gossa Sorda son grupos algunos miembros de los que forman parte ahora de Zoo y son como hermanos. Para nosotros es un cumplido que nos digan eso, pero no va más allá.

¿Qué comporta ahora hacer música en catalán?

Conlleva el mismo que hacerla en castellano o en francés, no debería comportar nada más y creo que no debería generar ningún tipo de sorpresa ni ningún tipo de pregunta al respecto. La normalidad sería que no nos sorprendiera esto. No imagino que se hiciera esta pregunta a un grupo en inglés, pero sí creo que, debido a que nos expresamos en una lengua que está minorizada, pues desgraciadamente provoca que se siga haciendo esta pregunta. Para nosotros, que somos los que utilizamos esta lengua, no conlleva nada. Es evidente que para mucha gente es algo negativo, que es la misma gente a la que molesta que se hable en catalán o que se cante en catalán, pero para nosotros es la lengua en que pensamos, queremos y escribimos.

¿Cuál es el papel de la música a la hora de crear conciencia política?

Yo creo que es una herramienta de difusión de ideas. Hace poco oía en la radio un miembro de At Versaris comentar que la música en Valencia había sido una escuela de formación y me pareció una buena observación, en el sentido de que a partir de algunos grupos, especialmente de aquellos que decíamos antes, pues ciertas ideas políticas, cierta percepción de la política y de nuestro papel como sociedad se han hecho muy divulgativas de lo que se hubiera podido hacer con libros de teoría política. Pero también creo que es un arma de doble filo, porque todos estos grupos que intentamos hacer música con conciencia política al final somos absorbidos por una industria del ocio que se mueve por intereses puramente económicos. Y los mismos consumidores de esta industria -yo también habló como consumidor- entregam toda nuestra actividad política al grupo que representa ciertas ideas políticas y pensamos que yendo un sábado a un concierto a llamar cuatro consignas limpiamos nuestra conciencia militante y activista. Creo que hay que tener mucho cuidado con esto, ya que al igual que puede ser una herramienta de comunicación y difusión muy potente, también puede ser un instrumento de alienación peligroso. Hay que moverse en esta dialéctica y salvar la contradicción.

Nuestro contexto político es similar a su: años de gobierno del PP, corrupción y burbuja inmobiliaria. Somos el Raval de los Países Catalanes?

Sí. De hecho, la frase esta el disco está pensada así: la Comunidad Valenciana como un arrabal que alberga cosas muy negativas, de ser la periferia, la zona con más retraso, con las desigualdades más acentuadas. Esto, con Baleares, tiene cierto paralelismo y al mismo tiempo es una zona que con el paso del tiempo empieza a albergar unas esperanzas que contienen un grado de pureza o inocencia que las hacen muy potentes y con muchas posibilidades. En el sentido artístico, creo que la Comunidad Valenciana en los últimos años ha hecho una demostración de creatividad y de saber reinventarse y crecer para crear algo muy bonito y un poco hacer verdad aquella frase que nuestro norte es el sur.